11/02/2018

El Clásico Platense no tuvo emociones

Gimnasia y Estudiantes, empataron 0-0 en El Bosque, en una jornada en donde ninguno de los dos contó con las armas suficientes como para quedarse con los tres puntos. Ni el local con el empuje de su gente que colmó las tribunas del Juan Carmelo Zerillo; ni el visitante que venía en alza tras imponerse en sus primeras dos presentaciones del año en la Superliga.

Facundo Sava (D.T. Gimnasia): “Fue un partido de poco juego, tuvimos la pelota el 60 por ciento, pero fue trabado. Queríamos ganarlo, fuimos lo que más lo buscamos. Me voy contento, no por el resultado, pero sí por la actitud de los jugadores”.

En el debe quedaron también las ocasiones de gol, a ambos les costó horrores generar situaciones de riesgo. Prueba de ello, es que solamente hubo una por bando, y recién en el complemento. Primero pudo haber golpeado el Pincha, si Lucas Rodríguez hubiese estado fino en la definición, y segundo el Lobo a través de un gran desborde de Ezequiel Bonifacio que habilitó al ingresado Jerónimo Barrales, quien por centímetros no llegó a conectar la pelota.

Lo que sí abundó fue la pierna fuerte. Los números no mienten: según las estadísticas, hubo 45 faltas en total. Es decir, una infracción cada dos minutos, dato que ayuda a explicar el pobre espectáculo que brindaron los dos equipos más importantes de la Ciudad de La Plata. Para colmo las soluciones que buscaron tanto Facundo Sava como Lucas Bernardi con los ingresos del mencionado Barrales y Facundo Pereyra para los Triperos; y de Pablo Lugüercio y Mariano Pavone para el León, no tuvieron éxito.

Lucas Bernardi (D.T. Estudiantes): “No hubo un merecedor. Hubo pocas situaciones de gol y creo que el empate está justo. Los equipos no se superaron y no hubo demasiado. El equipo hizo un partido sólido, controló desde la cabeza los 90 minutos”.

Con este resultado, el León sigue estirando su invicto sin derrotas frente a los Albiazules por partidos oficiales. Hace más de ocho años que no sabe lo que es perder en el Clásico Platense. La última victoria de los Mens Sana, se remonta al 4 de febrero de 2010. Tras dicho encuentro, se volvieron a ver las caras en catorce oportunidades: fueron siete triunfos para los Pincharratas, y seis empates (contabilizando los dos juegos por Copa Sudamericana).

Por Federico Urriza
Imagen Prensa GELP