17/06/2018

Cayó en la trampa

El debut en un Mundial siempre tiene condimentos especiales, se producen acciones que probablemente se den solamente en ese contexto. Sobre todo en las que se deben corregir de cara a futuro. En el partido de ayer, Argentina cayó cómodamente en la trampa que le propuso Islandia. Los europeos hicieron gala de su disciplina, demostrando ser aquel combinado que llamó la atención del mundo entero en la última Eurocopa disputada en Francia.

Los Albicelestes pecaron de no haber tenido en ningún momento la lucidez necesaria para cambiar la estrategia, producto de sentirse cómodos con la posesión de la pelota. Pero allí estuvo la principal fortaleza de los Islandeses: obligaron a lateralizar continuamente a su rival, llevando la pelota de una banda a la otra, pero sin llevar peligro alguno.

Para colmo, Lionel Messi, la carta ganadora de Sampaoli estuvo siempre marcado por dos o hasta tres defensores. Y en las oportunidades que estuvo de cara al arco, no tuvo la cuota de fortuna necesaria para que el balón ingresara. Prueba de ello es el penal que le contuvo Hannes Halldórsson. Nobleza obliga, vale aclarar que la definición del rosarino no fue la mejor.

Inmersos en ese marco, los Argentinos tardaron en tener la rebeldía necesaria para poder torcer la historia. Recién con el ingreso de Cristian Pavón, se pudo observar llegadas con profundidad por los laterales. Y, lógicamente, a medida que avanzaba el reloj, los Vikingos se abrazaban con mayor fuerza al empate.

Tampoco hay que olvidarse que es su primera experiencia mundialista, y le tocó un grupo complicado. Como así también un debut soñado, enfrentando al combinado que tiene al mejor jugador del momento. Pero como se vió, las luces no lo encandilaron, y llevaron a cabo su empresa con un éxito absoluto. Por eso los brazos en alto sobre el final para los de Heimir Hallgrímsson.

Tras este empate, Argentina queda obligada a conseguir un triunfo frente a Croacia, su próximo rival, que viene de batir a Nigeria en la primera jornada. En lo que se espera que será un panorama totalmente diferente al del debut, sobre todo teniendo en cuenta que tendrá en frente a un seleccionado de peso, con nombres propios que en cualquier momento pueden marcar la diferencia.

Será tarea para el entrenador de Casilda, encontrar la fórmula adecuada para preparar dicho encuentro. Sabiendo que dejó dos puntos importantes en el camino en su estreno, pero que de salir bien parado frente a los croatas llegará con mayor tranquilidad para la última fecha del grupo frente a las Águilas Verdes.

Por Federico Urriza
Imagen FIFA vía Getty mages