01/12/2019

Pese al resultado el público disfrutó el estreno

, , , , ,
Por Federico Urriza

El 30 de noviembre de 2019 quedará grabado a fuego en la historia de Estudiantes de La Plata, como el día en que oficialmente volvió a rodar la pelota en 1 y 57, en el renovado Jorge Luis Hirschi. Desde temprano fue una jornada especial para la familia Pincha que agotó todas las localidades disponibles para la gran de cita ante Atlético Tucumán.

Pasado el mediodía ya se había cortado la calle 1 para el tránsito, y los hinchas empezaron a merodear su flamante hogar. Camisetas de todas las épocas se hicieron presentes, como así también miles de familias completas. Muchos con la emoción de los recuerdos vividos en la vieja cancha de tablones, y otros (los más jóvenes) con la ilusión de pisarla por primera vez.

Los héroes de Old Trafford dijeron presente – Prensa EDLP

El acceso fue tranquilo en todas las entradas, y no hubo mayores inconvenientes. Adentro, en las tribunas, se vivía una jornada histórica. Las famosas “selfies” fueron moneda corriente en la previa. Todos querían dejar guardado el momento. Como en las jornadas de inauguración, también se hicieron presentes los Campeones del Mundo 1968 en Manchester, que por supuesto no se iban a perder el gran día.

Sin dudas que uno de los momentos más emotivos de la fiesta fue el recibimiento al primer equipo, en donde había preparadas varias sorpresas, como los telones que ocupaban cada cabecera. Siendo la de los palcos la más emotiva con las figuras de tres históricos capitanes pinchas: Oscar Malbernat, José Luis Brown, y el recordado Edgardo “Ruso” Prátola. Las tres figuras enarboladas bajo el lema “sentido de pertenencia”.

La estatua de Bilardo fue instalada cerca del campo de juego – Prensa EDLP

Además hubo bombas de humo rojas y blancas, banderas por doquier, globos y el repertorio de canciones que acompañaron al primer equipo en los catorce años que el León jugó fuera de casa. Quien simbólicamente tampoco se perdió el primer partido fue Carlos Salvador Bilardo, ya que la estatua hecha en su honor estaba a pocos metros de la línea del mediocampo.

Por Federico Urriza
Imagen
Prensa EDLP




Artículos relacionados